link para site da Madereira Colina

   

PÁG. INICIAL
FEIRAS
FÓRUM
ANÚNCIOS
ASSOCIAÇÕES
LISTA DE CRIADORES
LOJA VIRTUAL
LISTA DE FORNECEDORES
OUTROS_SITES
MANUAIS DE CRIAÇÃO
COTAÇÕES
ARTIGOS
LIVROS
ENDEREÇOS
BATE PAPO
E-MAIL


GENERALIDADES CUERPO PELAJE COLOR RESUMEN
DensidadLargo del peloTexturaFlexibilidadPelo de GuardaDiseño
   

Pelaje



Densidad

 

Es el número de fibras que se encuentran en una superficie determinada. Y está dado por la cantidad de folículos por centímetro cuadrado y la cantidad de fibras por folículos. Esta es otra característica muy importante, porque no solo influye para obtener una piel con pelo tupido que no se abra, sino que además hace posible que unas cuantas características como la cobertura de velo, el buen diseño de la piel y la flexibilidad puedan obtener el máximo de esplendor.

La densidad varia cíclicamente conforme el estado de maduración, en la época de verano tiende a desprenderse del pelo viejo. En el invierno se cubre con todo su pelaje, el intenso frío influye sobre esta característica para obtener una piel más densa. También cuando graduamos a los animales muy jóvenes debemos tener en cuenta que no tienen toda la densidad que desarrollaran en su madurez, ya que desde los seis o siete meses les sigue saliendo más pelo, sin la perdida del viejo, haciendo que el animal tenga más tupido su pelaje. Por lo que es importante comparar siempre animales de la misma edad.

La densidad se debe medir en tres zonas ya que no es pareja en todo el cuerpo y además se hereda en forma independiente. Estas zona son el cuerpo, que es donde hay más densidad, las ancas que es un término medio, y el cuello que tiene la densidad más pobre, hay quienes miden la densidad en el cuello y si en esta zona es buena, considera que el resto está bien, personalmente pienso que es preferible medirla en las tres zonas.

Si no tenemos experiencia previa es difícil determinar que es una chinchilla densa y que no lo es, ya que no tenemos parámetros de medida. Existen distintos métodos para apreciar la densidad el más seguro de todos es medirla tratando de comprimir el pelo entre nuestros dedos pulgar e índice sosteniendo al animal por la cola y apoyado sobre nuestra pierna, y ver así la cantidad de pelo que tiene el animal.

Los jueces al no poder tocar los animales se basan en la vista para determinarla, cuando la densidad es pobre la vista penetra más allá del velo y permite que se vea la banda y en casos extremos hasta el color de fondo. El problema de este método es que cuanto más largo sea el pelo menos densidad aparentará, ya que al ser el cuerpo del animal redondo cuanto mayor sea el largo más separado veremos el pelo. En el gráfico vemos los efectos que produce el largo del pelo visualmente sobre la densidad.

Recordemos que en la piel, el cuero está recto y tiende a hacerse más denso, porque los pelos están paralelos y por lo tanto más cercano unos de otros. Un buen largo de pelo con flexibilidad nos dará una piel más bella.

No recomendamos soplar a nuestras chinchillas para determinar la densidad, observando el círculo del cuero que queda libre de pelos, ya que como comentamos al principio depende de la cantidad de folículos y la cantidad de fibras por folículos. Hay casos en que si bien la cantidad de folículos no es muy alta dejando de esta forma ver el cuero, es suplido por la cantidad de fibras por folículos, dando animales muy densos.

A veces no resulta fácil palpar la densidad en la zona del cuello, en ese caso y sabiendo previamente cual es el largo del pelo lo más práctico es tratar de observar cuanto se ve de la banda o del color de fondo. Si usamos este método debemos tener en cuenta que el pelo no se encuentre pegoteado, ya que si está engrasado o húmedo es más fácil ver hacia adentro la banda blanca, llegando a conclusiones erróneas.

volver arriba


Largo del pelo

 

Es una característica importante ya que junto con la densidad da la sensación de colchón en la piel que es tan deseable y que caracteriza a las pieles de calidad superior. El largo del pelo no es parejo en toda la superficie de la piel, pero debemos tender a que sea lo más parejo posible. Lo normal es que exista una diferencia de por lo menos de 6 mm entre el largo de pelo en el centro del lomo que es el lugar más corto y el anca que es la zona más larga siendo la zona del cuello debajo de las orejas un promedio de ambas.

El ideal es que el pelaje sea largo, parejo y sin hendiduras en el centro de la piel, debe ser tan largo como la densidad y la flexibilidad se lo permita, para que el pelo no se caiga, se debe partir de un mínimo de 25 ó 26 mm en la zona más corta es decir en el centro del lomo. El exceso de largo respecto a la densidad y flexibilidad necesaria para mantener el pelo erecto, lleva a que la piel se vea despareja.

Por otro lado una piel con pelo corto nos dará un animal cuya apariencia será la de un campo de golf, por lo parejo, teniendo esto mucha atracción a la vista, pero una vez hecho piel no tendrá gran valor por ser chata, y carecer de la sensación acolchada.

Resumiendo, debemos buscar pieles con largos mínimos de 25 mm en el centro del lomo, pero si la densidad y flexibilidad permite que el pelo se mantenga erecto, cuanto más largo mejor. La diferencia con las ancas no deben pasar los 6 mm, estas medidas difícilmente puedan ser determinadas a ojo y deben ser tomadas con un palillo de dientes milimetrado por nosotros en el caso de las pieles antes de venderlas y en el caso de los reproductores, si podemos, debemos sacar unos pequeñísimos mechones en las tres zonas y medirlos, junto con el ancho de la banda. Lógicamente esto sólo se hace con los reproductores que van a cría nunca con chinchillas destinadas a piel, ya que ese daño por falta de mechón es una de las cosas que más se castiga en el precio.

Otro factor a tener en cuenta, es que si ponemos en cría una hembra a los seis meses, difícilmente a esa edad tenga el largo definitivo, que recién lo desarrollará cuando esté madura a los once meses, lo mismo sucederá con los machos.

Ésta es una característica que trabaja genéticamente en forma promedio, pudiéndose corregir con animales de pelo largo y parejo, el resultado del mejoramiento no es tan rápido como las características que vimos anteriormente ni tan difícil de lograr como cuando tratamos de mejorar la pureza de color.

volver arriba


Textura

 

Es la finura o grosor de la fibra y le da el aspecto de sedosidad a la piel de chinchilla. Es una característica difícil de medir, sobre todo si no se conoce la variabilidad, su rango de máxima llamado sedosidad y de mínima que es la lanosidad, dando ésta última un aspecto de opacidad a la piel, que se ve sin vida. La textura ideal sería tan fina como sea posible para mantener el pelo erecto, por eso está relacionada con la fuerza de pelo. También se relaciona con la densidad, porque si hay mucha densidad se mantiene erecto aunque sea fino y esto a su vez se relaciona con el largo de pelo ya que cuanto más largo más difícil es que se mantenga erecto.

La fibra de la chinchilla es tan fina que si la comparamos con un pelo humano es como si comparamos este último con el grosor de un lápiz.

Cuando evaluamos la textura debemos tener en cuenta, que si usamos polvo de mármol, influirá quitándole brillo a la piel, dando un aspecto opaco y áspero, es por ello que el baño de polvo de mármol se suspende una semana antes de presentar a los animales en una exposición (además de hacerlo para evitar que se vean claros). Si en vez de polvo de mármol, usamos “Blue Cloud” el efecto será totalmente distinto ya que lejos de dejarles el pelo opaco y sin vida, lo desengrasa y le da un aspecto brillante, esto es especialmente notable si pasamos la mano en una chinchilla recién bañada en polvo de mármol y otra en “Blue Cloud” la segunda se deslizará suavemente, mientras que la primera se trabará. La misma sensación al pasar la mano en dos animales, bañados en igual forma, notaremos si uno es sedoso y el otro es lanoso, ésta es otra forma de medir la sedosidad, aunque yo prefiero apreciarla con la vista, observando el brillo o la opacidad del animal.

Está característica se pierde genéticamente, con mucha facilidad en los criaderos, por lo que recomendamos usar padrillos sedosos. Está ligada a los animales costinos, que por lo general son extremadamente sedosos, aunque hoy no hace falta buscar mucho para encontrar animales grandes, sedosos, oscuros, azules, densos y que tengan todas las buenas características. Pero para llegar a lo que hoy disfrutamos hubo que recurrir a muchos tipos de animales para sacar de ellos lo mejor.

volver arriba


Flexibilidad

La fuerza de pelo, como también se conoce a la flexibilidad, es ideal cuando mantiene la fibra erecta en forma perpendicular al cuero, haciendo que el pelo cuando es desacomodado vuelva rápidamente a su lugar. Tiene que ver con la capacidad de mantener el pelo erecto, no es lo mismo si se abre y se ve los costados del pelo que si se ve el velo solamente.

La mejor forma de medirla es soplando al animal y ver la velocidad con que el pelo reacciona, quedando como si no se lo hubiera desacomodado, los jueces suelen mover las jaulas para que la chinchilla se apoye en los alambres y ver como se comporta el pelo. Debemos igual que con la sedosidad tener en cuenta si el pelo tiene polvo de mármol, al estar circunstancialmente áspero, le quita velocidad de reacción.

Como vemos la flexibilidad dependerá de la textura, el largo de pelo y la densidad, influyendo todas para lograr un pelo elástico.

 


volver arriba


Pelo de Guarda

Estos pelos no pertenecen a la felpa, como lo dijimos anteriormente son pelos que nacen individualmente uno por cada folículo, son mucho más gruesos que las fibras de la felpa y de color uniforme, no agutí, se los ve fácilmente porque son más largos y sobresalen de ésta. Le confiere un brillo especial. El ideal del pelo de guarda o pelo real, es que dé brillo sin estropear la textura. No es bueno que una chinchilla tenga mucho pelo de guarda como tampoco que carezca del mismo. Es una característica de segundo o tercer nivel no habiendo grandes fluctuaciones en el precio por la carencia o exceso del mismo, sin embargo, ayuda a dar flexibilidad al pelo. En los animales salvajes el pelo de guarda está más desarrollado que en las chinchillas de criadero. En otras especies como el visón es la parte más importante del pelaje.

Para evaluarlos con facilidad lo ideal es mirar a la chinchilla sobre un fondo blanco, y ver como se destaca sobresaliendo de la felpa.

Un buen pelo de guarda se puede mantener con facilidad si usamos animales que tengan el mismo en la cantidad correcta.

 


volver arriba


Disenõ

El buen diseño es un flujo parejo que no se ve interrumpido por imperfecciones, cualquier quiebre, abertura o remolino determina un diseño pobre.

Hace unas décadas atrás era un defecto muy común en las chinchillas encontrar remolinos en su pelaje, principalmente en el centro del lomo. También se veían con bastante asiduidad los “cierres relámpagos” que eran aberturas del pelo, que se asemejaban a las cremalleras. Estos defectos fueron muy castigados ya que además de afear la piel eran muy difíciles de erradicar de los criaderos. Hoy casi no se los conoce, pero de aparecer alguno debe ser eliminado inmediatamente.

Todavía hoy se ven aberturas transversales en la zona de las ancas, como consecuencia de un pelo muy largo allí. Genéticamente este defecto de abertura hay que corregirlo con pelo más corto en el anca, y por eso en la calificiación no debe ser contemplado junto con el diseño.

Lo que puede aparecer circunstancialmente, son animales que tienen la cola enrollada en forma muy pronunciada y a veces, no siempre, puede producirle una imperfección parecida a un rulo cuando la cola se apoya demasiado en la piel, esto debe ser corregido, buscando animales con la cola más recta, que no llege a marcar la felpa.

El pelo bataraz también atenta contra el buen diseño, no es fácil de erradicar, está bastante ligado con la lanosidad del animal, hace que la superficie de la piel se vea con pintas negras del velo y pintas blancas de la banda, como si fuera una gallina bataraza, hay que ser cuidadosos cuando evaluamos este punto, porque si el día es húmedo y los animales no tienen baño de polvo por un lapso prolongado, este defecto se acentúa.

Otro defecto que estropea el diseño son los “mapas de maduración”, son líneas que se marcan en la superficie de la piel como consecuencia del pelo nuevo que está creciendo y empujando el pelo largo, mostrándose como líneas más oscuras en el velo del animal. No todos los animales muestran este defecto cuando están inmaduros y es recomendable no poner machos en cría de este tipo, ya que si bien desaparece cuando están maduros es preferible seleccionar para nuestro semillero, los animales que aparentan siempre estar maduros, por las razones que dimos antes.

Es una característica importante en el momento de pagar las pieles, ya que hacen a un buen acabado.

 


volver arriba

 

 

 

 
Un macho con mucha densidad, en su cuello y ancas.
 
Pobre densidad tanto en el cuello como en las ancas, se ve como penetra la vista dejando zonas de la banda y el color de fondo a la vista.
 
 
Vista de cerca de un cuello que se abre y deja a la vista la banda y el color de fondo.
 
 
Forma más simple de medir la densidad, tratando de sentir el pelo que queda entre nuestros dedos.
 
 
Efectos que produce el largo del pelo visualmente sobre la densidad.
 
Distintos largos de pelo, el de arriba mide una pulgada, el de abajo casi una pulgada y media.
 
Animal con una sedosidad superior.
 
Un animal con una sedosidad tendiendo a pobre.
 
Chinchilla con pelo lanoso.
 
Chinchilla con una correcta cantidad de pelo de guarda. Es apenas perceptible sobre un fondo blanco.
 
Buen diseño, parejo, sin quiebre, el pelo es un flujo sin interrupciones.
 
Chinchilla con un diseño discontinuado por falta de cobertura y grietas.
 
 
GENERALIDADES CUERPO PELAJE COLOR RESUMEN
DensidadLargo de peloTexturaFlexibilidadPelo de GuardaDiseño
siguiente sección  
COLOR
   
© 2002 Teresita y Alfredo García Márquez, todos los derechos reservados.

Tehuelches 431, Puerto Madryn, Chubut, Argentina (9120) - TE (54) 02965-452689